BREVE TRATADO SOBRE EL CHISME

BREVE TRATADO SOBRE EL CHISME

Por: Joel Bulnes

Empecemos el tema con una definición aunque sea preliminar de lo que entendemos por chisme. El chisme es una información valiosísima sobre terceras personas, proveniente de fuentes oscuras, cuya escucha y posterior difusión produce un intenso deleite. Nadie admite de entrada la importancia del chisme; adjudicamos su desprestigiada práctica a la gente sin educación o de baja calidad moral. Sin embargo, como todos sabemos, su práctica se halla mucho más extendida de lo que estamos dispuestos a admitir. A diario escuchamos información de terceros y la difundimos con entusiasmo aunque ignoremos por completo la calidad de la fuente. Esto no debe alarmarnos, pues, en el caso del chisme, la fuente pasa a segundo o tercer plano: lo que importa es que la información sea deleitable. Por si esto fuera poco, la información que el chisme nos provee, en no pocos casos nos ayuda a anticiparnos, a tomar decisiones adecuadas y, en última instancia, a participar con mayores probabilidades de éxito en el intrincado juego de la vida. Desde luego, no toda información placentera puede sernos de utilidad. Que el príncipe de Inglaterra esté quedándose calvo, por ejemplo, es un conocimiento que produce placer; sin embargo, debido a la lejanía de la monarquía británica de nuestro contexto, es casi seguro que la información nos resulte de escaso valor. Muy diferente es la cosa si quien se está quedando calvo es el vecino, porque este dato puede, en efecto, resultarnos de enorme utilidad. En este caso, uno debe preguntarse, ¿qué implicaciones tendrá este dato? o bien, algo mucho más concreto que lo anterior, ¿qué partido podré yo sacar de esta contrariedad? La información que nos aportan los chismes, no debe ser tomada a la ligera, sino al contrario, sopesada con detenimiento, analizando todas las implicaciones de la cuestión. Ahora bien, ¿qué tipo de información se difunde por medio de los chismes? Contrario a lo que podría pensarse, el chisme no difunde cualquier tipo de información, sino únicamente aquella que trata sobre las desavenencias ajenas. Con esto quiero decir que el chisme se enfoca en la difusión de todos aquellos cambios de fortuna, acaecidos a terceras personas, cuyo movimiento va de la dicha a la desdicha. Para que el chisme resulte deleitable, es condición sine qua non que el tercero a quien se refiere, haya sido, antes de la revelación producida por el chisme, intensamente feliz o que haya volado muy alto para que, al producirse la caída, el chisme despliegue todo el placer de que es capaz. Un golpe de suerte, un éxito inesperado, es decir, un cambio de fortuna en el sentido contrario no producen placer, sino congoja.¿Es entonces que la desgracia ajena produce placer? Por supuesto que no. Se trata sencillamente de una cuestión de justicia, pues nadie debe ser feliz de manera indefinida. Tarde o temprano intervienen los dioses. Cuando una contrariedad acaba con la alegría de alguien lo que nos alegra es el restablecimiento de la justicia. De este modo el tercero en cuestión vuelve a formar parte de la enorme masa de los infortunados, a la cual nos dignamos de pertenecer. Pongamos fin aquí a este maquiavélico tratado sobre los chismes.

Comentarios (2)

This comment was minimized by the moderator on the site

Que te diré mi querido Jolomi, me he informado estudiando la Biblia, que Dios reprueba este acto él lo llama murmurar.
Y en otro mensaje en Santiago 3 nos dice de la lengua que aunque es pequeña puede incendiar un bosque.

This comment was minimized by the moderator on the site

Y como Melchor de Palau decía:
“Más mata una mala lengua que las manos del verdugo; el verdugo mata a un hombre, y una mala lengua a muchos.”

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Al enviar comentario, manifiestas que conoces nuestra política de privacidad y cookies
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Te puede interesar

CursosCursosCursos de formación, escritura creativa.
Concursos LiterariosConcursos Literarios España y Latinoamérica
librosLibros Publicíta tus libros
BiografíasBiografíasBiografías de escritores.
Recursos para escritoresRecursosRecursos para escritores
¿buscas editor?Publicar¿Deseas publicar?
AsesoríaAsesoríaAsesoría literaria. Informes, Correcciones

Cursos

banner cursos escritores org v

Asesoría

banner escritores asesoria v2

Datos de contacto

Escritores.org

CIF:  B61195087

  • Email: info@escritores.org
  • Web: www.escritores.org
  • © 1996 - 2021