El disco de Ulises con la voz de James Joyce


 

El disco de Ulises con la voz de James Joyce

Sylvia Beach fue la primera editora del Ulises, y la legendaria propietaria de la librería Shakespeare and Company situada en el quinto distrito de París. Shakespeare and Company fue al mismo tiempo librería y biblioteca, especializada en literatura anglosajona, por lo que se convirtió en emplazamiento ineluduble de la llamada generación perdida: Ernest Hemingway, Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald o Gertrude Stein.

Sylvia Beach fue la primera en publicar el Ulises, de James Joyce, en 1922, que posteriormente fue prohibido en Estados Unidos y en Inglaterra.
Es poco conocido que la editora encargó la grabación de un disco, en 1924, -en el que Joyce lee un fragmento de unos 5 minutos del séptimo capítulo de Ulises-, del cual se hicieron en su momento 30 copias, aunque solo se conoce actualmente el paradero de dos.

 

disco ulises james joyce

 
Foto: centrepompidou.fr

 

Una de ellas está custodiada por la Biblioteca Museo Morgan, de Nueva York, se trata un fondo que incluye dibujos de Alberto Durero o partituras de Mozart, y la coleccionista de objetos relacionados con el Ulises de Joyce, Sean Kelly, la donó en 2018.

La otra copia conocida se encuentra en el Museo de la Palabra de Francia.

Sylvia Beach se inspiró en el precedente del Bel Esprit Project, con el que Ezra Pound pidió a 30 suscriptores que aportaran 10 libras anuales para financiar el trabajo de T. S. Eliot, y realizó una edición limitada, y de lujo, para suscriptores selectos cuyo nombre fuera un reclamo: Virginia Woolf, Ernest Hemingway o Winston Churchill, mientras El Paris Review publicaba un marcador con el número de suscriptores. Con todo ello, logró que el libro se convirtiera en objeto de culto incluso antes de publicarlo. La librera y ocasional editora, que también logró la colaboración a cambio de casi nada de Mysirne Morchos, asistente de Beach que pasó a serlo de Joyce.

El disco fue iniciativa de Beach, lo pagó de su bolsillo y regaló las copias a amigos del autor, y fue registrado en los estudios parisinos de His Master’s Voice. La lectura refleja muy bien el anhelo de Joyce de captar el sonido de la mente, su lenguaje cambiante y quebrado, es como escuchar a alguien pensando en voz alta. La propia Beach escribió: “Fue una interpretación maravillosa. Nunca puedo escucharlo sin sentirme profundamente conmovida”, y Joyce se entusiasmó tanto con la grabación que quería crear su propia discográfica.

Beach empezó a cansarse de que: “Joyce ve la Shakespeare and Company como algo que Dios ha creado para él, pero para mí tiene más caras que la joyceana. Y felizmente para él, ese es el motivo por el que mi pequeña empresa ha podido serle útil”.

En 1934, Joyce logró publicar Ulises en EE UU, y no le ofreció a Beach ni un centavo. Sin embargo, estas copias le sirvieron a la librera: “Los vendí cuando estuve en dificultades y obtuve un precio muy alto”.




Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Al enviar comentario, manifiestas que conoces nuestra política de privacidad
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Te puede interesar

CursosCursosCursos de formación, escritura creativa.
Concursos LiterariosConcursos Literarios España y Latinoamérica
librosLibros Publicíta tus libros
BiografíasBiografíasBiografías de escritores.
Recursos para escritoresRecursosRecursos para escritores
¿buscas editor?Publicar¿Deseas publicar?
AsesoríaAsesoríaAsesoría literaria. Informes, Correcciones

Cursos

banner cursos escritores org v

Asesoría

banner escritores asesoria v2

Datos de contacto

Escritores.org

CIF:  B61195087

  • Email: info@escritores.org
  • Web: www.escritores.org
  • © 1996 - 2022