Marsé y Gil de Biedma


 

Marsé y Gil de Biedma

 

marse gil de biedma

 

El pasado 18 de julio de 2020 moría el escritor Juan Marsé, uno de los mejores narradores de la literatura en español del SXX. Formó parte de la generación del 50, la de los niños de la guerra, formada por escritores que publicaron en torno a los años 1950; y que pasaron su infancia en la desolada España de la posguerra. Estaba formada, entre otros por Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos, Juan Goytisolo, Carmen Laforet, Juan Marsé, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute o Francisco Umbral, entre los narradores, y por Carlos Barral, Francisco Brines, Alfonso Costafreda, Ángel Crespo, Gabriel Ferrater, Antonio Gamoneda, Jaime Gil de Biedma, Ángel González, José Agustín Goytisolo, Claudio Rodríguez o JoséÁngel Valente, entre los poetas.

Juan Marsé conocía bien los ambientes acomodados desde joven, por estar próximo a escritores de clase alta como Carlos Barral, José María Castellet o el mismo Jaime Gil de Biedma.

Juan Marsé era un narrador puro que logró retratar la cruda realidad de una infancia marcada por su adopción por parte de una familia que soportaba la dureza de pertenecer al bando de los vencidos en la guerra. No fue un buen estudiante y pasó su infancia correteando en los barrios populares del Guinardó y el Carmel. Lo salvó la huída imaginativa que representaban los tebeos o el cine. Como señaló Ignacio Echevarría, Marsé: “Llega al realismo desde la huída de la realidad que supone el cine y la literatura popular”.

Jaime Gil de Biedma es considerado uno de los poetas más importantes de la segunda mitad del siglo XX y de la Generación del 50. Nació en el seno de una familia de la alta burguesía castellana: hijo de Luis Gil de Biedma y Becerril, y de María Luisa Alba. Su padre fue director de la Compañía de Tabacos de Filipinas, cargo en el que Jaime le acabó sucediendo.

Uno era del bando de los vencedores y los ricos, el otro de los perdedores y los pobres. Ambos se sentían incómodos en esas coordenadas tan estrechas que le habían sido dadas, y se complementaban tanto en su experiencia vital como en la cultural. La gran amistad que unía a Marsé y Gil de Biedma hizo que Pedro Salinas, los llamara “los inseparables”. Gil de Biedma le dedicó su poema Noche triste de octubre, en 1959, y ambos formaban parte de la famosa tertulia del bar Cristal de Barcelona, donde se reunían para Gabriel Ferrater, Castellet, José Agustín Goytisolo, Manuel Vázquez Montalbán, Marsé y Gil de Biedma.




Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Al enviar comentario, manifiestas que conoces nuestra política de privacidad
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Te puede interesar

CursosCursosCursos de formación, escritura creativa.
Concursos LiterariosConcursos Literarios España y Latinoamérica
librosLibros Publicíta tus libros
BiografíasBiografíasBiografías de escritores.
Recursos para escritoresRecursosRecursos para escritores
¿buscas editor?Publicar¿Deseas publicar?
AsesoríaAsesoríaAsesoría literaria. Informes, Correcciones

Cursos

banner cursos escritores org v

Asesoría

banner escritores asesoria v2

Datos de contacto

Escritores.org

CIF:  B61195087

  • Email: info@escritores.org
  • Web: www.escritores.org
  • © 1996 - 2022