Carlos Díaz Chavarría

Carlos Díaz Chavarría: fuente incansable de excelencia

Por Allan Torres Delgado, periodista Universidad de Costa Rica •

Su buen decir, su pulcritud en sus escritos, su enigmática presencia, su señorial porte, su patente carisma, su ininterrumpida presencia en la cultura y su entrega y pasión a sus oficios lo han llevado a ser llamado el Caballero de la Excelencia. • El éxito de don Carlos está en el haber comprendido que el verdadero sentido de la excelencia profesional consiste en que la persona, mediante cualquier labor que realice, disfrute, respete y agradezca su trabajo y se exprese con extrema autenticidad en búsqueda de crecimiento y autorrealización. Decir 31 años de trayectoria profesional es fácil, pero plasmarlos de una manera ininterrumpida y tan propositiva como lo ha hecho el escritor, presentador de televisión, comentarista de radio, articulista y académico Carlos Díaz Chavarría es digno de destacarse. Esa entrega, pasión, compromiso, responsabilidad y amor por sus oficios, como él mismo lo señala, es lo que le ha valido el mayor premio que se puede tener: la admiración, respeto y cariño de quienes han seguido su trabajo. Pero si además ese esfuerzo se ve materializado en un reconocimiento, es más que gratificante para quien lo recibe; en este sentido, don Carlos Díaz está de plácemes ya que este 2021 ha recibido varios galardones en reconocimiento a su impecable trayectoria profesional en diversos medios de comunicación, como corrector de estilo, escritor y docente universitario. Uno de los reconocimientos fue el Premio Excelencia 2021 a la Trayectoria Profesional, entregado por la Fundación Mujer con aroma de café, cuyo propósito es destacar la trayectoria de personas quienes han sobresalido por su excelencia en el trabajo al dejar huellas muy propositivas en la sociedad costarricense e internacionalmente. Los otros dos valiosos reconocimientos fueron entregados por la Academia Mundial de Literatura Moderna: el Premio Mundial a la Excelencia Cultural y Literaria 2021 y el Premio Mundial a la Excelencia en Artes Literarias 2021, donde se reconoce el aporte que, culturalmente, Carlos Díaz ha dado en el campo de las letras, la academia y la comunicación mediante sus comentarios, desde hace 23 años, en el programa radial Panorama de la Cámara Nacional de Radiodifusión; sus espacios televisivos, desde hace 17 años, a favor del uso correcto del idioma; sus artículos de opinión, desde hace 31 años, en diversos medios de prensa escrita y su labor académica, desde hace 30 años, en diversos centros universitarios con sus cátedras de Redacción y estilo del español, Expresión oral, Pensamiento Crítico y Estructura del español. Valga destacar que en el ámbito literario el académico Carlos Díaz es el primer escritor costarricense en escribir un poemario netamente feminista titulado La otra mitad de mi diferencia, el cual fue declarado Libro de Interés Cultural Público por el Ministerio de Cultura de Costa Rica. Además, ha sido uno de los artistas con mayor proyección como jurado en certámenes literarios, de oratoria y en el reconocido Festival Estudiantil de las Artes del Ministerio de Educación Pública. Definitivamente don Carlos ha tenido una presencia extraordinaria en la parte cultural-comunicativa-educativa del país, esto, además de los premios logrados este 2021, le ha valido ser poseedor de otros reconocimientos como el Turpial de Oro de la Sociedad Venezolana de Arte Internacional, la Espiga de Plata de la Unión Hispanomundial de Escritores, el Premio Aporte Artístico Cultural de Género del Movimiento Humanista Feminista Storni de Chile, el Premio a la Excelencia Literaria 2019 y el ser designado Personaje Cultural del Año en el 2013. Al consultársele con cuál de sus oficios se siente mayormente identificado, Carlos Díaz responde: “Sería imposible, desde mi vocación y formación, y por un gran respeto y amor a lo que hago, seleccionar alguno de estos oficios. Todos me han dejado grandes enseñanzas y satisfacciones; en determinadas épocas unos más que otras, pero todos poseen la columna vertebral de la comunicación, de la enseñanza y de la palabra oral o escrita, y la palabra para mí es vida, es una misión, es una oportunidad de transcender, de sentirme útil, de realizarme y perfeccionarme como humano. Si la vida me dio ese don y me ha brindado tantas oportunidades para potenciarlo, debe aprovecharlo al máximo; definitivamente estoy muy agradecido con cada uno de estos espacios comunicativos que han alimentado tan hermosamente mi existencia”. En cuanto a los tres reconocimientos recibidos, el laureado intelectual expresa: “Estos reconocimientos otorgados por la Fundación Mujer con aroma de café y la Academia Mundial de Literatura Moderna los recibo con muchísimo orgullo, con mucha alegría e inmenso agradecimiento y, a la vez, humildad, pues aunque sé que es un reconocimiento por mi labor comunicativa, educativa y literaria durante 31 años, y que, de alguna manera, coronan 31 años de esfuerzo, dedicación, disciplina y, especialmente, de mucha pasión y mucho amor por mi trabajo, también estoy consciente de que representa un gran compromiso por seguir brindando mis aportes, en la medida de mis posibilidades, a la cultura costarricense e internacional, no para buscar reconocimientos, aplausos o gratitudes, sino para tratar de cumplir dignamente con la misión que la vida me regaló en esta existencia de tener la hermosa oportunidad de dar a conocer mis ideas por tantos medios de comunicación y desde las aulas universitarias. Mi eterna gratitud a Dios por regalarme tantas bendiciones; a mi madre Lili por inculcarme el amor al estudio y al trabajo y mi especial agradecimiento a tantos lectores, oyentes, televidentes y estudiantes quienes han seguido mis pasos, me han brindado tantas muestras de admiración y cariño y se han convertido en fuente de inspiración para tratar de dejar una huella positiva mediante cada uno de mis oficios”. En este sentido, perfectamente se puede decir que el éxito de don Carlos está en el haber comprendido que el verdadero sentido de la excelencia profesional consiste en que la persona, mediante cualquier labor que realice, disfrute, respete y agradezca su trabajo y se exprese con extrema autenticidad en búsqueda de crecimiento y autorrealización. Eso, en Carlos Díaz, es una máxima de vida. Por eso, personas como él, son las que deberíamos emular, en especial las nuevas generaciones, pues se ha constituido en forjador de valores como la dedicación, perseverancia, constancia y el esfuerzo. Quien ha hecho de la experiencia una fuente incansable de sabiduría que nos puede servir de estímulo para hacer de nuestro trabajo una actividad más responsable, productiva y amada. Decía el poeta alemán Bertolt Brecht que “hay individuos que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”. Esta frase se le podría atribuir, particularmente, a don Carlos Díaz Chavarría, pues ha sido un hombre imprescindible en la cultura costarricense al dejar una huella especialmente propositiva en Costa Rica y el extranjero.¡Honor, a quien honor merece!

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Al enviar comentario, manifiestas que conoces nuestra política de privacidad y cookies
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Te puede interesar

CursosCursosCursos de formación, escritura creativa.
Concursos LiterariosConcursos Literarios España y Latinoamérica
librosLibros Publicíta tus libros
BiografíasBiografíasBiografías de escritores.
Recursos para escritoresRecursosRecursos para escritores
¿buscas editor?Publicar¿Deseas publicar?
AsesoríaAsesoríaAsesoría literaria. Informes, Correcciones

Cursos

banner cursos escritores org v

Asesoría

banner escritores asesoria v2

Datos de contacto

Escritores.org

CIF:  B61195087

  • Email: info@escritores.org
  • Web: www.escritores.org
  • © 1996 - 2021