A CALZÓN QUITADO

A CALZÓN QUITADO

José Ruiz Guirado

LOS otros días leí un artículo (El País, 31 de marzo de 2020) de la escritora Elvira Lindo, elocuente, esclarecedor y recomendable; en el que nos explicaba el significado del término “Sincomplejismo”, de esta guisa: “movimiento reactivo que pretende acabar con la interminable etapa del maricomplejismo -como así dieron en bautizarla algunos medios-, señalando a Mariano Rajoy como a ese camastrón que vaciaría la derecha de su componente “testopatriótico o patriotestosterónico”. Siendo el fundador del “sincomplejismo” Donal Trump, cuando en campaña electoral dijo aquello de: “Si eras un hombre poderoso podías agarrar a las mujeres por el coño y no pasaba nada”. Sigue Elvira Lindo, “ muchos (muchas, sobre todo) pensamos que aquello le costaría su carrera a la presidencia. Ilusas. Fue, al contrario. En su defensa surgieron los misóginos sin complejos que celebraron la vuelta al ruedo del tío bravucón para contrarrestar la inaceptable invasión del hombre blandengue”. A un servidor, reconociendo la sutileza y la agudeza de Elvira Lindo, recuerda la expresión castiza, “a calzón quitado”. Que le parece más nuestro; será por aquello de que el origen y sentido de la expresión provendría del Siglo de Oro (siglos XVI-XVII), en el que habría una corriente literaria en la que se decían las cosas tal y como se pensarían, sin eufemismo ni florituras; de ahí, quizá, el que se utilizase el símil de “calzón”(modo en el que se llamaría a los pantalones), para indicar que algo se hacía o decía desnudo, sin artificio alguno. Y, además, porque (qué quieren que les diga). Una cosa sería sinónimo de lo otro, sin duda. Sin embargo, aunque se exhiba sin pudor el regusto de ostentar el poder en que la mentira no se envuelve en retórica, sino que se ha convertido en el discurso en sí; lo nuestro, nos lo decía Machado; devotos de Frascuelo y de María, lo del Trump nos parece una grosería obscena hacia la mujer. TODO nos vale, cualquier subterfugio sirve para evitar un compromiso. De ahí que, ya se sabe: “Si sale con barbas, San Antón; que no, Le Purísima Concepción”. Así, donde dije digo, digo Diego: es lo que tiene el soltarse. Las Comunidades Autónomas eran un chiringuito innecesario, que estaban arruinando a los españoles; hoy son necesarios para contrarrestar el poder central. El Santo Pedro, era hasta ahora, el representante de Cristo en la Tierra; de la noche a la mañana se convierte en alguien de dudosa reputación; se estaba saliendo a los balcones, desde que nos tuvimos que confinar, cada tarde a aplaudir a todas aquellas personas (sanitarios, cuerpos de Seguridad del Estado, o cuantos nos han procurado la subsistencia a los demás, etc.), ahora ya no hay que aplaudirles, porque faltamos al respeto, la memoria de los muertos, que ha producido esta horrible pandemia. Que es verdad, tristemente, y hasta que no nos toca, no nos duele. Pero con todo, agradecer a quienes salvan vidas, quienes impiden más muertes, no nos puede restar dolor por quienes las hayan perdido. Y en su día, habrá que reconocer y recodarles públicamente, como no puede ser de otra manera. Somos, es cierto, un punto vehementes, excesivos, como para llevar la Feria de Abril, las discotecas u otras fiestas a los balcones. En un principio se criticó que no se recluyera a los ciudadanos en sus viviendas, por el peligro de la epidemia; se hizo, y, después se afirmó, que no se podía mantener a nadie confinado en su casa, contra sus derechos elementales de libertad. Y nos estamos refiriendo a lo puramente anecdótico; si entramos en profundidades, sería entrar al trapo de algo que no contribuiría a la estabilidad que necesitamos ahora. Cuenta, a propósito del término taurino aludido, don José María Iribarren, en su excelente trabajo, “El porqué de los dichos”, esto que anoto: “Con aire solano, no hay toro bravo ; como es sabido el viento es el enemigo mayor de los toreros (porque como ellos dicen, les descubre), especialmente si es solano, o sea nordeste, que se caracteriza por ser fuerte y frío. En una tarde en que reine este viento, los diestros no tratan más que de defenderse de sus efectos, a la vez que, del toro, y como nada resulta lucido, el público se aburre, y al final el toro carga con la culpa, como casi siempre. Esto es lo nuestro, que en nada se parece a lo de fuera. Da igual el cuánto, cómo, qué, dónde. Dan igual los fines(que sería lo lógico), importan los medios.¿Cuál sería el fin actual? Eso qué importa. Al final, el toro (el pueblo) es el destinatario, quien se lidia y castiga con todas las suertes taurinas. De cuanto nos decía Elvira Lindo del “Sincomplejismo”, lo de aquí es el: A Dios rogando y con el mazo dando. De esto se refieren a la autoría del sevillano Juan de Mal Lara, en su obra escrita en 1568 “Philosophia vulgar”; quien relata: “Un carretero llevaba un carro cargado y se le quebró por un camino, donde coincidió que venía San Bernardo; a quien rogaría que Dios, por su intercesión le arreglase el carro.Éste le dijo que así lo haría; recomendándole que entretanto le fuera dando con el mazo”. O sea, que no podemos quedarnos en nuestra pereza inútil (cruzados de brazos), esperando a que llegue el milagro. “Sincomplejismo”, o “a calzón quitado”; ya decimos que nos acojamos a lo nuestro, por ser más civilizados. Eso sí, no deberíamos callar y asentir, por medrar.

Comentarios (0)

No hay comentarios escritos aquí

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación

Te puede interesar

CursosCursosCursos de formación, escritura creativa.
Concursos LiterariosConcursos Literarios España y Latinoamérica
librosLibros Publicíta tus libros
BiografíasBiografíasBiografías de escritores.
Recursos para escritoresRecursosRecursos para escritores
¿buscas editor?Publicar¿Deseas publicar?
AsesoríaAsesoríaAsesoría literaria. Informes, Correcciones

Cursos

banner cursos escritores org v

Asesoría

banner escritores asesoria v2

Datos de contacto

Escritores.org

CIF:  B61195087

  • Email: info@escritores.org
  • Web: www.escritores.org
  • © 1996 - 2020