LA CONSPIRACIÓN DE LOS ILÍACOS, 2ª parte de la Saga del Gaucho sin Cabeza

  • Autor: Agente Rayo
  • Género: Literatura y Novela
  • ISBN: 978-987-33-7045-8
  • Nº Páginas: 220
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Año: 2015

La Saga del Gaucho sin Cabeza, está basada en bien documentados episodios de la historia Argentina del período de Juan Manuel de Rosas y los Mazorqueros, la ambición británica en el Río de la Plata, los refugiados nazis de la Segunda Guerra Mundial en la Patagonia, el Peronismo y la energía nuclear, Evita, su cadáver, más algunos episodios referentes al nefasto golpe de estado de 1955 y sus consecuencias. Por otro lado la historia se completa con discutibles investigaciones y esclarecimientos sobre momentos oscuros de estos mismos episodios y personajes, todo dentro de los confines del misterioso pueblo Villa Durazno, dominado por las espléndidas Azucenas expertas en el sexo y la lucha con facón, visitadas regularmente por un sobrenatural personaje decapitado. La Saga del Gaucho sin Cabeza se puede interpretar como una ficción que hace un humilde intento de explicar, con imaginación, una realidad que siempre nos supera, por más que haya: sexo, sangre, muerte, guerra, gauchos, unitarios, federales, alquimistas, científicos, brujas, hechiceras, aquelarres, orgías, camellos, caranchos, peronistas, cumbia, contrabandistas, conspiradores, ingleses, franceses, bibliófilos, nazis, ninjas, chinos, mapuches, judíos, cristiamos, mormones, macheteros, degollados, emoción, pasión y amor. Pero, como se dice en estas latitudes, es lo que hay. En esta 2ª parte de la Saga, Luego de la Celebración en honor al Gaucho sin Cabeza, Villa Durazno se repone de las orgías y masacres de la fiesta orgiástica. Llegan al pueblo, para la limpieza, una banda de activos enanos que deben juntar y disponer los cadáveres víctimas de la fiesta. Hartos de tanto exceso, un grupo de cinco hombres del pueblo conspiran para tomar el poder y establecer un período de tranquilidad y cultura sin orgías sexuales ni actos sanguinarios. Son fervientes helenistas, que abandonan sus nombres,( todos se llaman Thony), y pasan a nombrarse como personajes de la Odisea de Homero. Su plan es secuestrar todos los cuchillos de las Azucenas para fundirlos y construir un busto en homenaje a Eurípides iniciando una era cultural y pacífica. Los conspiradores se hacen llamar los Ilíacos, algo que suena mejor que los Iliotas. Toni, el tío de Walter, que vino a rescatar a su sobrino del Gaucho sin Cabeza, en la 1º parte, logró sobrevivir a su propio sacrificio al ser sodomizado por el terrible monstruo. Disfrazado de negrita candombera, al fin de la Celebración, se esconde de las Azucenas hasta que los Ilíacos lo encuentran y lo suman a sus filas. El plan de los conspiradores es realizar una serie de competencias y certámenes auspiciados por una compañía ficticia, “Cuchillos F.U.R.I.A.S.”, que incluyen pruebas con cuchillos y otras habilidades como carreras de sortija, pero con camellos. Fuera de programa, al fin del certámen de Belleza, se celebra una orgía entre todo el pueblo junto con los laboriosos enanos. Azucena, la novia de Walter, toma como pareja, sin saberlo, a Toni su tío y sin conocer sus preferencias sexuales que no son las mujeres. No obstante, las expertas maniobras de Azucena lo seducen, y nace un gran amor. La conspiración sigue, los Ilíacos necesitan fondos para su revolución y deciden robar la paga de los contrabandistas alemanes, descendientes de los refugiados nazis en el territorio, que traen mercaderías importadas en submarinos para el Centro Comercial de Villa Durazno, principal fuente de ingreso del pueblo. El robo se realiza, aunque no exactamente como planeado, y los alemanes quedan convencidos que han sido traicionados por las Azucenas. Los Ilíacos, en razón de una competencia, logran convencer a las Azucenas que cedan sus facones y cuchillos en custodia por una noche. Eso resulta fatal porque a la mañana siguiente los nazis invaden Villa Durazno tomando el pueblo indefenso, con facilidad. Los nazis, con el pretexto del robo de su dinero, decidieron cumplir un viejo anhelo, invadir Villa Durazno, esclavizar a las Azucenas, fertilizarlas y crear al Super Ario, el soldado que edificará el Cuarto Reich. Entonces, las Azucenas son encadenadas alrededor de la plaza hasta el momento de la fornicación masiva, una espera desesperante para los ardientes soldados nazis a cargo de la tarea. Toni, enamorado de Azucena, y su amigo conspirador Patroclo, ambos disidentes del grupo de Ilíacos, deciden ayudar a las Azucenas, devolverles los cuchillos y liberarlas. Entonces empieza la batalla demencial contra los nazis por la Reconquista de Villa Durazno, al grito unánime de “Viva Villa” atacan Azucenas, Caranchos, Camellos, contra las luger y el arsenal Nazi, con la participación espectacular de los irreconciliables enemigos, Thony Sin Cabeza y el Gaucho sin Cabeza.

0.0/5 valoración 0 votos

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

El envío de comentarios está sujeto a los siguientes Términos de uso.