KOBRUKOKO ES SIN CABEZA EN BANTÚ, 6ª parte de la Saga del Gaucho sin Cabeza

  • Autor: Agente Rayo
  • Género: Literatura y Novela
  • ISBN: 978-987-333-401-6
  • Nº Páginas: 384
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Año: 2016

La Saga del Gaucho sin Cabeza, está basada en bien documentados episodios de la historia Argentina del período de Juan Manuel de Rosas y los Mazorqueros, la ambición británica en el Río de la Plata, los refugiados nazis de la Segunda Guerra Mundial en la Patagonia, el Peronismo y la energía nuclear, Evita, su cadáver, más algunos episodios referentes al nefasto golpe de estado de 1955 y sus consecuencias. Por otro lado la historia se completa con discutibles investigaciones y esclarecimientos sobre momentos oscuros de estos mismos episodios y personajes, todo dentro de los confines del misterioso pueblo Villa Durazno, dominado por las espléndidas Azucenas expertas en el sexo y la lucha con facón, visitadas regularmente por un sobrenatural personaje decapitado. La Saga del Gaucho sin Cabeza se puede interpretar como una ficción que hace un humilde intento de explicar, con imaginación, una realidad que siempre nos supera, por más que haya: sexo, sangre, muerte, guerra, gauchos, unitarios, federales, alquimistas, científicos, brujas, hechiceras, aquelarres, orgías, camellos, caranchos, peronistas, cumbia, contrabandistas, conspiradores, ingleses, franceses, bibliófilos, nazis, ninjas, chinos, mapuches, judíos, cristiamos, mormones, macheteros, degollados, emoción, pasión y amor. Pero, como se dice en estas latitudes, es lo que hay. Con la mitología de la Saga del Gaucho sin Cabeza bien instalada, en esta sexta parte llega a Villa Durazno, el pueblo perdido de las indómitas Azucenas expertas en el sexo y matar con cuchillo, una nave de oro extraterrestre con 7 tripulantes dentro. Los viajeros realizan la travesía a través del espacio-tiempo con control de lo que llaman “efecto tijera”. La policía de Choele-Choel llega la lugar del aterrizaje y roba de dentro de la nave un artefacto de oro, fundamental para el regreso de los extraterrestres y fundamental para el enriquecimiento de esos agentes del orden. Los viajeros deberán conseguir 5 kilos de oro para construir otro aparato, lo que es imposible y muy caro y por eso uno de ellos debe viajar junto con Azucena y Toni al Buenos Aires de 1840 donde con la incipiente monetarización, aún, el oro abunda. En este viaje al pasado, Azucena se encontrara con las causas y orígenes de su pueblo. Se enfrentará a la Mazorca, los odiados asesinos que dejaron viudas a las fundadoras de Villa Durazno, e incluso ven a Juan Manuel de Rosas disfrutando placeres sádicos con su bufones. Con intentos más atribulados que exitosos, los viajeros del tiempo solo logran conseguir el oro de manera fortuita, no sin antes haber matado mazorqueros, y sobre todo a Cirilo Moreira quien luego sería el Gaucho sin Cabeza , figura tutelar de Villa Durazno. Todo en medio de otros combates sobrenaturales y la destrucción de Buenos Aires. Azucena se angustia por no saber si por haber alterado el pasado habría modificado el futuro, o sea su presente, y la vuelta se llena de incertidumbre. Sus peores presagios parecen confirmados, porque al regreso, Villa Durazno tiene una luz extraña y un clima raro. El pueblo resultó capturado bajo un domo y rodeada por norteamericanos, rusos y chinos que pugnan por apropiarse del plato volador y los extraterrestres, empezando una Tercera Guerra Mundial. La valentía de los pobladores, y la participación del Gaucho sin Cabeza junto a su inseparable enemigo Thony sin Cabeza, protagonizan una batalla espectacular con extraterrestres blandiendo cuchillos, Azucenas en camellos, los caranchos peregrinos atacando desde el cielo todos contra comandos chinos, rusos y norteamericanos, para que Villa Durazno, otra vez vuelva a la normalidad, a ser la de siempre. U otra cosa.

0.0/5 valoración 0 votos

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

El envío de comentarios está sujeto a los siguientes Términos de uso.