Ignacio del Dedo

Biografía

Créanme si quieren, para leer un cuento es mejor, mucho mejor, no saber nada de la persona que lo ha escrito. Así podremos centrarnos en el texto y la historia que leemos sin despistarnos en relacionar, o incluso justificar, lo que leemos con la vida más o menos miserable de quien lo escribió. Si tenemos la mala suerte de conocer a quien escribió el libro que tenemos en las manos, aguantemos el chaparrón, intentemos que nuestra lectura no se convierta en cotilleo. En consecuencia nada diré de mí. Miren a ese ser del dibujo y pregúntenle quién es. Si les dice algo, me lo cuchichean si quieren.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

El envío de comentarios está sujeto a los siguientes Términos de uso.